Oribigen , ,

 

 

“Tal y como apunta el título, hay una cierta búsqueda del origen, del momento en el que se encuentran todos los anteriores conceptos. Así, a pesar de la aparente complejidad técnica con que ha sido realizado, este trabajo sorprende por su independencia esteticista, por no caer ni en la revisión cinética ni en la parodia psicodélica, ni en el “technocismo” ni en el alegato freudiano. Una búsqueda del origen de la imagen desde un punto de vista exclusivamente formal, esto es, despojada de todo prejuicio plástico; un intento de adentrarse en los entresijos de la forma sin abandonarse a la pura visualidad; una aproximación al movimiento y al ritmo no tanto como musicalidad sino como energía regeneradora.
Se trata de una propuesta que tiene tanto de hipnótica como de reflexiva, pues tras de sí se advierte – y aquí es donde Eloi Puig acierta plenamente- la búsqueda de una aproximación metodológica distinta, una reconsideración del modo en el que percibimos y asimilamos nuestras propias percepciones.”

Fragmento del texto de Valentín Roma publicado en el catálogo de la Muestra de Artes Electrónicas 2000.

 

Exposiciones:
Galería Ferran Cano (febrero-marzo 1999)
Espai Côclea (junio-julio 1999)
Centre d’Art Santa Mónica. MOSTRA D’ARTS ELECTRÒNIQUES. (octubre-noviembre 1999)
Centro Galego de Arte Contemporáneo. Santiago de Compostela. LOST IN SOUND (diciembre 1999-marzo 2000)